Protégete del sol con los antioxidantes de Absolute Anti-Aging

Publicado el 01 de Julio de 2019

Absolute Anti-Aging es un suplemento progresivo se diferencia del resto de productos del mercado por su gran concentración de antioxidantes y propiedades nutritivas las cuales son muy efectivas para eliminar los radicales libres responsables de la aparición prematura de los signos del envejecimiento, los tejidos dañados y diversas enfermedades.

Está indicado tanto para mujeres deportistas como para sedentarias que deseen mantener un aspecto joven. Uno de sus componentes principales, el Mangostán, es una fruta asiática con alto contenido en “xantonas” las cuales ayudan a la prevención del envejecimiento crónico degenerativo.

Entre sus componentes  ingredientes como la N-Acetil L-Cisteína (200 mg), Vid roja extracto seco (75 mg), Mangostán extracto seco (50 mg)(equivalente a 500 mg polvo), Papaya (50 mg), Coenzima Q10 (30 mg), ácido hialurónico (20 mg), Licopeno microencapsulado (7 mg), Vitamina E (6 mg), Betacaroteno (2.2 mg), Selenio metionina (2 mg), Agentes de carga (maltodextrina y carbonato cálcico), Antiaglomerante (Estearato de magnesio). 

En este post quiero resaltar los beneficios de la Coenzima Q10 unos de los componenetes del Absolute  Anti- Aging.


¿Qué es la Coenzima Q10?
Una coenzima es una pequeña molécula orgánica que se une a una enzima (proteína que ayuda a que las reacciones químicas ocurran con mayor rapidez) y que es esencial para su actividad. Hay varios tipos de coenzimas, cada una con funciones específicas. La mayor parte de las coenzimas derivan de las vitaminas y cada tipo de coenzima tiene una función bioquímica concreta, por lo tanto, las coenzimas son la forma activa de las vitaminas (acción coenzimática). Una de estas coenzimas es la Coenzima Q10.

La Coenzima Q10 es un nutriente que se ha descrito como una sustancia con propiedades similares a una vitamina, de hecho, se la denomina por expertos en nutrición, como vitamina 10. La Co-Enzima o Coenzima Q10, o simplemente la “Q10”, también llamada Ubidecarenona, está presente en todos los seres vivos y es un nutriente necesario para nutrir las células y obtener energía y según los últimos estudios realizados, la Q10 es elemental en el metabolismo celular, pues ayuda a convertir el alimento en energía.

Es uno de los antioxidantes liposolubles- que se disuelve en grasa- más importantes con grandes propiedades cardioprotectoras, además de potenciar el sistema inmunológico. Esta coenzima Q10 está presente en todas las células del cuerpo humano. Es tan importante para la vida, que cuándo su déficit es mayor al 25% de lo que se considera necesario, comienzan a aparecer trastornos en el organismo que pueden ir desde subidas de tensión arterial, hasta ataques cardíacos, incluso problemas de inmunodeficiencia y cáncer. Un 75% de deficiencia de Coenzima Q10 sería incompatible con la vida.

Según un estudio se pone de manifiesto que existen un gran número de medicamentos de uso frecuente que simplemente destruyen la Coenzima Q10. Algunos de ellos son medicamentos para bajar el colesterol, antidiabéticos, antidepresivos, ansiolíticos, antihipertensivos, etc.

¿Cómo funciona la Coenzima Q10?

El antioxidante Q10 penetra en las mitocondrias, que es una parte de la célula dónde se genera energía. Ahí es donde se quema el oxígeno transportado por la sangre y es producido el ATP (adenosina trifosfato) o molécula de la vida.

El ATP da a las células el 95% del total de la energía que se necesita para realizar las funciones vitales. Las mitocondrias necesitan la Coenzima Q10, que actúa como “chispa” de inicio de las funciones mitocondriales. Sin esta cadena que inicia la energía celular, no habría energía y por lo tanto, tampoco vida. Sin la suficiente Coenzima Q10, las células no reciben una nutrición energética óptima, lo cual dañaría la función de órganos vitales, como el corazón, órgano que requiere de una gran cantidad de Coenzima Q10 para generar energía constante para bombear la sangre.

La Coenzima Q10 y el Corazón
Se puede afirmar que la Coenzima Q10 es vital para el corazón. Existen innumerables pruebas que dejan patente que la mayoría de pacientes con problemas cardíacos tienen una deficiencia en la cantidad de Coenzima Q10 y que un complemento de este nutriente revitaliza las funciones del músculo cardíaco aliviando los síntomas de las insuficiencias coronarias. Con un suplemento de Coenzima Q10, el músculo cardíaco se fortalece y disminuye el esfuerzo que tiene que hacer para conseguir hacer circular la sangre. La Coenzima Q10 da a las células cardíacas el “combustible” necesario para que funcione de forma eficaz. Otra función importante para beneficio del corazón que realiza la Coenzima Q10 es la de impedir que el colesterol malo o LDL (Low Density Lipoprotein) tapone las arterias.

La Coenzima Q10 y el Sistema Inmunológico
La Coenzima Q10 es un gran aliado de nuestras defensas. Cuando los niveles descienden, el sistema inmunológico se debilita. Se puede decir que la fortaleza de nuestras defensas es directamente proporcional a la cantidad de Coenzima Q10 en nuestro cuerpo. Por una parte, como antioxidante, nos protege del ataque de los radicales libres y por otra, activa la función de los macrófagos, actuando como un agente inmuno estimulante dotando a las células de mayor energía y actividad, estimulando al sistema autoinmune.

La Coenzima Q10 y los Radicales libres
La Coenzima Q10 es un antioxidante bien conocido que ayuda a protegernos contra el daño de los radicales libres, aparte de jugar un papel clave en la producción de energía celular. Dado que las actividades celulares dependen de la energía, la Coenzima Q10 es esencial para el funcionamiento de casi todas las células. La oxidación se produce continuamente en el cuerpo propiciando las condiciones para que tengamos enfermedades. Puede provenir tanto de la digestión de los alimentos que consumimos, como del ejercicio físico, la radiación solar, la contaminación ambiental, el consumo de alcohol y tabaco, la intoxicación por metales pesados, infecciones, etc. La Q10 actúa como un poderoso antioxidante contra los radicales libres y nos protege contra la oxidación. La Coenzima Q10 se produce naturalmente en el cuerpo pero a medida que envejecemos y aumentan nuestras deficiencias nutricionales, se reduce en nuestro organismo.

Alimentos ricos en Coenzima Q10
La Coenzima Q10 se encuentra en diversos alimentos tales como: espinacas, vísceras animales, pescado azul, el aceite de sésamo y de soja, germen de trigo, las hortalizas de la familia de las coles (brócoli, coliflor…), carne de res, los cacahuetes, algunos mariscos, etc. Una inadecuada alimentación nos puede producir una deficiencia de la Coenzima Q10.

 

Absolute Anti-Aging
Shaker Fit Girl

Comentarios

¿te ha gustado?
déjanos tu comentario
Comentar